Ferrol - Historia Urbana
Democracia
Propuesta para retirar la estatua de Franco (1983)

En 1979 las primeras elecciones democráticas dieron el poder a una corporación municipal presidida por un alcalde socialista. Su padre, Jaime Quintanilla, había sido el primer alcalde socialista que tuvo Ferrol en tiempos de la Segunda República, y fue fusilado durante la sublevación militar de 1936. Sesenta años más tarde, la nueva corporación municipal de izquierdas no era capaz de cuestionar de manera decidida la memoria del franquismo. El apelativo "del Caudillo" fue eliminado como coletilla del nombre de la ciudad. Pero ante la decidida oposición de un sector de la población, encabezada por oficiales de la Marina, el ayuntamiento no se atrevió a retirar el monumento a Franco. En 1987, José Luis Vilariño exponía en el Ateneo Ferrolano este fotomontaje: la estatua del dictador asciende arrastrada por globos rojos y azules, los dos colores que simbolizaban a comunistas y falangistas y, de manera más general, a los dos bandos enfrentados durante la Guerra Civil.

R. Vilariño: Fotomontaje (1983), Ateneo de Ferrol
Cerrar