Ferrol - Historia Urbana
Fundación
Fragata en construcción en un Astillero (c.1750)

Los trabajadores de astilleros y arsenales se denominaban colectivamente 'la maestranza'. Organizados bajo estructura 'de oficio', reducirlos a disciplina no era tarea sencilla; en particular, debido a los retrasos en las pagas, de varios meses, más frecuentes conforme nos aproximamos al final del s.XVIII. La práctica paralegal de recoger 'astillas' -maderas inservibles- se convertía en un ingreso complementario vital, porque permitía a los trabajadores obtener dinero al momento. Pero podía encubrir el hurto que, con el escaqueo y la insubordinación, eran la pesadilla de las autoridades. El sabotaje era fácil allí donde se acumulaban materiales combustibles, y los pasquines con amenazas de provocar incendios acompañaban a los conflictos laborales.

Manuscrito del Marqués de la Victoria, © Museo Naval de Madrid
Cerrar