Ferrol - Historia Urbana
Democracia
El Teniente Coronel Tejero en el Congreso, Madrid (1981)

Tras la muerte de Franco, la transición a la democracia se basó en un acuerdo de mínimos entre las fuerzas más moderadas del régimen franquista y la oposición. Excluidas del acuerdo, las posiciones más radicales en ambos bandos iban a optar por la vía del pronunciamiento militar y del terrorismo. Ambos fenómenos acabaron repercutiendo en una ciudad como Ferrol, donde coexistían de manera conflictiva la memoria del militarismo franquista y de la movilización obrera, y pusieron en dificultades a gobiernos municipales de distinto signo. Entre 1983 y 1985 dos de las figuras más sobresalientes del intento de golpe de Estado del 23-F, el teniente coronel de la guardia civil Tejero, que había tomado el Congreso, y el teniente general Milans del Bosch, que había sacado los tanques a la calle en Valencia, estaban confinados en sendas prisiones militares en la ría de Ferrol (en el dieciochesco Castillo de la Palma y en los Arsenales).

Agencia EFE, Fotografía de Manuel Barriopedro
Cerrar