Ferrol - Historia Urbana
'Historia de dos Ciudades'. La Memoria de Ferrol, entre la Marina de Guerra y la Clase Trabajadora.
Inicio Capítulos: < 1 2 3 4 Bib

Capítulo 4

Entre la transición democrática y la reconversión naval (I)

En 1975, la muerte del dictador y la transición a la democracia crearon una nueva coyuntura política. El descrédito de la cultura política del Franquismo y la desorganización de las fuerzas sociales que lo habían apoyado, y la nueva cultura política basada en las libertades públicas, el sufragio universal y la concurrencia entre partidos, darían el gobierno de España en 1982, y hasta 1996, al Partido Socialista. Pero la reorganización del Estado basada en la concesión de autonomía a las regiones ha permitido hasta la fecha al conservador Partido Popular controlar el gobierno de Galicia, una región marcada por el peso de una población rural y envejecida. Ferrol y los ayuntamientos vecinos constituían una excepción. Una población trabajadora empleada en la industria naval y habituada a estrategias de organización y movilización sindical proporcionó la base electoral para el acceso al poder municipal de los partidos de izquierda. Desde las primeras elecciones democráticas de 1979, y hasta 1987, una coalición liderada por el Partido Socialista gobernó Ferrol.54

Mientras tanto, la internacionalización de la economía española iba a mostrar que el modelo de economía de enclave en que se había basado la ciudad durante el Franquismo era inviable. El proceso de entrada de España en la Comunidad Económica Europea determinaba a lo largo de la década de 1980 que el gobierno español -en manos socialistas- pusiera en práctica un programa de reconversión de la industria naval, que vino a afectar con enorme dureza a los astilleros ferrolanos. La entrada de España en la OTAN suponía también una reestructuración en profundidad de la Marina y el Ejército de Tierra, y una fuerte reducción de sus efectivos en la ciudad. En poco más de una década Ferrol perdía un 10% de su población. Sindicatos y organizaciones ciudadanas convocaban sucesivas huelgas y manifestaciones, y se distanciaban del Partido Socialista, que compatibilizaba el poder municipal y el gobierno de la nación.55

Las nuevas condiciones económicas y políticas globales contribuían a generar una situación política convulsa en Ferrol. En las sucesivas elecciones municipales obtenían representación hasta seis fuerzas políticas diferentes, entre ellas agrupaciones electorales 'independientes', lo que obligaba a formar coaliciones de gobierno inestables que no lograban perdurar en el poder. En las elecciones de 1987 el conservador Partido Popular ganaba la alcaldía; en 1989 una moción de censura devolvía a la izquierda al poder; en 1991 el Partido Popular volvía a ganar las elecciones municipales; seis meses más tarde, una nueva moción de censura lo desalojaba, en beneficio del Partido Socialista; y finalmente en las elecciones de 1995 el Partido Popular volvía a recuperar la alcaldía 56.

Páginas: 1 2 3 4 >