Ferrol - Historia Urbana
'Historia de dos Ciudades'. La Memoria de Ferrol, entre la Marina de Guerra y la Clase Trabajadora.
Inicio Capítulos: 1 2 3 4 > Bib

Capítulo 1

Una ciudad que desde sus orígenes estaba lastrada con segregación y violencia (II)

La ciudad experimentará fases de auge o decadencia según la coyuntura económica y política favorezca a la Marina de guerra y a los astilleros. La expansión en la segunda mitad del s.XVIII es paralela a la reactivación del comercio colonial y a los programas navales de los reinados de Fernando VI y Carlos III. Unos astilleros con capacidad para construir simultáneamente hasta doce navíos dan trabajo a más de 5.000 obreros. La ciudad pasa de los 455 vecinos censados en 1746 hasta los 1.208 del año 1751, para acabar el siglo en torno a los 4.100 vecinos. Por entonces, diversas estimaciones le atribuyen entre 20.000 y 25.000 habitantes, lo que la convertiría en la más importante de Galicia.7

Desde sus puestos como secretario de Hacienda, Guerra, Marina e Indias simultáneamente, el Marqués de Ensenada articuló una visión geoestratégica, una política naval y el necesario apoyo presupuestario. Las reformas navales de la época primaban navíos que pudieran conjugar rapidez con gran porte para armar artillería. En Ferrol se levantarán los astilleros capaces de construir esos buques, y los arsenales que permiten pertrecharlos y repararlos.8 Se precisaban instalaciones dotadas de edificios especializados que facilitasen la organización técnica y la división del trabajo, pero también el control de los trabajadores. En los años 1749-50 se envió a oficiales de Marina a espiar en los arsenales ingleses, franceses y del Báltico.9

Urge construir los primeros barcos. Por esa razón se segregan al este los Astilleros, que se levantan en el lugar de Esteiro, entre 1749-53. Entre 1752-70 se construyen los Arsenales, que constan de una gran dársena defendida mediante un espigón que está armado de una batería de cañones. El 'Arsenal del Parque' se erige inmediato al espigón, y cobija los depósitos de armas y pertrechos, y las instalaciones para colocar la arboladura. El 'Arsenal del Dique' se extiende entre aquel y el Astillero: allí se realizan las tareas de reparación y mantenimiento, en particular la delicada operación de carenar -limpiar los fondos-. Los diques de carenar se vacían mediante bombas de achique, una tarea agotadora, casi letal, relegada a presidiarios. De ahí la construcción en el mismo Arsenal del Dique de un 'Presidio' con capacidad para mil condenados.10 Además, en la primera etapa de construcción se recurre masivamente a mano de obra forzada: cientos de gitanos y vagabundos, y trabajadores no cualificados reclutados en Galicia, que continuamente intentan desertar.11

Páginas: < 1 2 3 4 5 6 7 8 >